Noroeste Litoral Cuyo Buenos Aires Centro Patagonia perito moreno, patagonia Las Leñas, cuyo Bariloche, Río Negro valle de la luna, cuyo Purmamarca, noroeste tren a las nubes, noroeste Cataratas del Iguazú El Palmar de Colón, litoral Provincia de Cordoba Capital federal, Buenos Aires Peninsula Valdes, Patagonia Ushuaia. Patagonia


jueves, 28 de junio de 2012

Tinogasta

La zona de Tinogasta es conocida como "los seismiles", por estar rodeada por más de 20 picos volcánicos por encima de los 6.000 m de altura. En este marco único, Tinogasta se consagró como uno de los destinos turísticos más importantes de Catamarca. Perfecta para laaventura de montaña, es también un pueblo tranquilo, donde es posible el relax y el disfrute entre vinos caseros, charlas con los lugareños y caminatas por sitios históricos. 




En esta localidad de Catamarca, la naturaleza y la aventura son las grandes protagonistas.Tinogasta se ha convertido en los últimos años en una meca del parapente y el aladeltismo en que hoy es posible comenzar a familiarizarse con las velas, alas, térmicas y, sobre todo, plumas. Hay desde gran cantidad de jóvenes que han realizado sus cursos de instrucción y vuelan solos hasta instructores que realizan vuelos tándem para que los visitantes no dejen de volar por estos cielos durante su estadía.
Tinogasta tiene varios razgos que lo identifican. Quizás el más importante y el que lo proyecta internacionalmente es el Paso Internacional de San Francisco, que nos comunica con la vecina República de Chile. 
Por otra parte estas tierras también son reconocidas por sus viñedos y por sus exquisitos vinos regionales, por sus reparadoras aguas termalesy por albergar en sus entrañas algunos de los cerros que forman la Cordillera de los Andes.

Tilcara

Tilcara, considerado la Capital Arqueológica del Noroeste Argentino (NOA) por la gran cantidad de objetos que permanecen en su subsuelo,es cabecera del departamento del mismo nombre.
Tilcara, se levanta más allá del río, lo que ofrece además un paisaje singular donde el Cerro Negro se muestra salpicado por las viviendas tilcareñas





Tilcara es original y único en toda la República Argentina, por la construcción de sus edificios de tipo colonial al lado de casas residenciales de estilo moderno. Le otorgan un encanto especial sus avenidas arboladas, sus plazas coquetamente engalanadas con plantas y flores típicas de la región, su secular iglesia, sus quintas con árboles frutales de excelente calidad, sus defensas sobre el río Huasamayo. Tiene una Usina Hidroeléctrica con aguas captadas de la Garganta del Diablo.Además, el imponente Pucará que se observa desde la ruta, reconstruido por la Universidad Nacional de Filosofía y Letras, habla de la vida y de las costumbres de las razas milenarias de estas regiones. Todo está rodeado por las grandiosas montañas que circundan el valle, acariciado por la corriente del río Grande. Es un pueblo tradicional y bello.

miércoles, 27 de junio de 2012

Termas de Río Hondo

La llaman "ciudad spa". Dicen que no hay grifo en Termas de Río Hondo por el que emane agua fría: cada rincón de la ciudad está bañado por calientes aguas termales. Con una muy nutrida oferta hotelera de calidad, en este destino santiagueño es posible aprovechar las propiedades relajantes, curativas y estéticas -y hasta mágicas, agregarían muchos lugareños- de sus seis tipos de agua: sulfurada, clorurada, cálcica, fluorada, silícea y sulfatada.




Cuando cae el atardecer, los visitantes dejan los baños termales y se vuelcan a las calles de la cuidad para disfrutar de día de su gran patrimonio arquitectónico, que se aprecia en históricos templos como la Parroquia Nuestra Señora del Perfecto Socorro, y de noche, de una agitada movida cultural y de divertimento.

Tafí del Valle

Es la perla de Tucumán. Con un paisaje de ensueño enmarcado por montañas y ríos y un clima privilegiado, ha ido perfeccionando su oferta hotelera y gastronómica hasta convertirse en el centro turístico más importante de la provincia, y uno de los destinos más elegidos y elogiados del país. Tafí lo tiene todo: es perfecta para hacer turismo aventura; disfrutar del folclore a través de sus festivales; degustar sus especialidades regionales: los quesos y los dulces; transitar sus museos, para vivenciar el relato de la historia del oeste tucumano; conocer el legado de los jesuitas; y recorrer las cercanas ruinas de los Quilmes para imaginar la época precolombina.




A caballo, en bicicleta o a pie, recorrer sus calles y los exuberantes paisajes de los alrededores es un entero placer.

Santiago del Estero

Esta tierra es rica en historia y cultura. Cuna de célebres músicos y compositores, sede de importantes templos religiosos y productora de tradicionales artesanías, Santiago del Estero cautiva con sus encantos a quienes la visitan. Es la ciudad más antigua del país y conserva en su arquitectura (se destacan el Cabildo y la Catedral) y en sus calles la huella de un próspero pasado colonial. 




 Pero mantiene vivas también múltiples costumbres ancestrales, transmitidas generación tras generación. Así es como siguen danzándose chacareras en los patios de casas y peñas, como siguen cocinándose empanadas en horno de barro y tramándose las fibras de unquillo, paja, palma y chala de maíz en delicados canastos. Calurosa y calma, la ciudad ofrece cada vez más comodidades para que el turista no sólo esté de paso: que cambie su destino y se quede.

San Salvador de Jujuy

Una ciudad rica en historia, se puede empezar a recorrerla a partir de la plaza de armas, actualmente denominada Plaza Belgrano, frente a la cual se ubica la iglesia Catedral, el Cabildo, hoy sede de la Policía Provincial, y la Casa de Gobierno. Desde los balcones del cabildo, en el año 1812 el Gral. Manuel Belgrano presentó la Bandera Nacional al pueblo y a la tropa reunidos en la plaza. La bandera, que fuera bendecida luego por el Canónigo Gorriti en la Catedral, fue donada al pueblo de Jujuy y conserva hoy en el Salón de la Bandera de la Casa de Gobierno, donde se realizan visitas guiadas.




Es la puerta de entrada a la Quebrada de Humahuaca
Las elevadas montañas que posee el lugar hace que esta ciudad sea ideal para aquellas personas que quieran disfrutar de los bellos paisajes en tranquilidad. 
San Salvador de Jujuy, capital provincial, es el punto de partida para acceder a distintos circuitos, incluyendo recorridos que solo requieren medio día o un día, con retorno a la ciudad.
Las Opciones son varias: Baños de aguas termales, cabalgatas, pesca de pejerrey o truchas, caminatas, ala delta, etc.  

San Miguel de Tucumán

El colorido de las flores de sus plazas, parques y balcones llevó a apodar a esta ciudad, la capital de la provincia de Tucumán, como el Jardín de la República. Una riquísima geografía, que incluye montañas, bosques y valles, se combina con un importante patrimonio histórico y cultural.




En torno a la concurrida Plaza Independencia se hallan la Casa de Gobierno, la antigua Iglesia San Francisco y la imponente Catedral y, a unas cuadras, la Casa de la Independencia, donde nació la Patria Argentina. A pocos kilómetros del centro, senderos de montaña conducen a encantadores paseos por villas residenciales como Yerba Buena, un sitio alegre, con buena oferta de restaurantes y bares. Esta ciudad, en la que sus habitantes, siempre gentiles y humildes, disfrutan de un ritmo de vida plácido y lento, es una buena base desde la que recorrer Tucumán y rodearse de la naturaleza.

San Fernando del Valle de Catamarca

Enclavada entre las Sierras de Ambato y Ancasti, la capital de la provincia de Catamarca custodia las reliquias del pasado catamarqueño. Dueña de una destacada arquitectura de reminiscencias coloniales, es ideal tanto para el turismo aventura por sus valles fértiles, como para los paseos citadinos que promueven descubrir la Catedral Nuestra Señora del Valle, el Templo de San Francisco y los museos Arqueológico y de Bellas Artes. 




En invierno, este rincón norteño y sus pobladores se visten de gala para albergar la concurrida Fiesta Nacional del Poncho, un objeto típico de aquí al igual que sus jugosas empanadas.

Salta

En el rico y bello Valle de Lerma, la capital salteña se luce día y noche. Es dueña de una arquitectura de tipo hispánico, que se aprecia en todo su esplendor, enmarcada por un paisaje de montaña dominado por los cerros San Bernardo -al cual se puede ascender por teleférico- y 20 de Febrero. Con la caída del sol, la ciudad se ilumina y la Plaza 9 de Julio se convierte en punto de encuentro para todos los paseantes. 




 A su alrededor, la gran Catedral y el Cabildo conforman la más típica postal. Cerca de allí, la Iglesia, el Convento San Francisco y el Convento San Bernardo deslumbran con su antiquísimo valor a los visitantes. Alejándose de la plaza por la calle Balcarce, los restaurantes de comida regional y las bulliciosas peñas convocan a multitudes.

Purmamarca

Purmamarca,(denominación que en lengua aymará significa "Pueblo de la Tierra Virgen" y en quechua “Pueblo del León”) uno de los destinos mas visitados de la Quebrada de Humahuaca, produce amor a primera vista. Todo su esplendor se resume en unas pocas cuadras amarradas a otro tiempo, con su algarrobo de mas de mil años y su ritmo de siesta




Purmamarca -pueblo de tierra virgen, o pueblo rojo, según su raíz indígena- plantea un universo de casas de adobe , con el cerro de los Siete Colores, insignia de la belleza del lugar. 
Cada vez con mayor oferta hotelera y gastronómica, esta perla norteña convoca a turistas del mundo entero en la feria artesanal permanente que se lleva a cabo en torno a la plaza central.

La Quiaca

La Quiaca conocida como “Pórtico Norte de la Patria”, constituye un destino menos consolidado turísticamente, pero igual de imperdible. Se encuentra distante a 259 Km. de San Salvador de Jujuy, ciudad fronteriza (limita con la ciudad de Villazón, Bolivia), a 3442 m.s.n.m. Su nombre proviene del aymará Quisca, que quiere decir piedra cortante para esquilar ganado. En 1908 las vías del Ferrocarril Central Norte llegaron por la Punaa la frontera, se construyo la estación limítrofe y un viaducto de tres arcos sobre el río de La Quiaca. Con el correr del tiempo La Quiaca fue creciendo, adquiriendo mayor importancia a partir de mediados del Siglo XX. Del otro lado de la frontera, surgió al mismo tiempo la localidad deVillazón, nombre que se le dió en homenaje al presidente boliviano Eliodoro Villazón.




De espíritu fusionado con la vecina Bolivia, La Quiaca brinda una postal única de las alturas de La Puna. Desde allí, aguarda la posibilidad devisitar Yavi , uno de los pueblos asentados a lo largo del valle jujeño . 
El turismo alternativo en La Quiaca es una de las opciones más destacadas a la hora de compartir momentos inolvidables acompañados de paisajes de rica historia.
Parte esencial de la cultura y tradición de su tierra son los platos y comidas de La Quiaca. Usted podrá degustar sabores que mezclan maíz y papa entre los más destacados. 

Humahuaca

A 3000 metros de altura, Humahuaca es el pueblo más grande y autóctono de la Quebrada de Humahuaca. Cabecera del departamento homónimo, ha sido considerada la capital histórica de la Quebrada. Humahuaca es un pueblo de calles empedradas, viviendas de adobe y una vida cultural que se concentra en torno al gran Monumento a los Héroes de la Independencia. Con su famosa Quebrada -declarada Patrimonio de la Humanidad- y la Iglesia de la Candelaria, construida en el siglo XVI, combina historia, tradición y el silencio de las siestas, con alegres peñas folclóricas y festividades carnavalescas. 




El Museo Folclórico Regional (Buenos Aires 447) es un espejo de la idiosincrasia y las costumbres de la Quebrada, con una muestra donde sobresalen la colección de instrumentos –erque, charango y bombo– y los disfraces del famoso carnaval de Humahuaca. Es altamente recomendable visitar el museo y realizar una visita guiada, ya que de otra forma el viajero puede pasar por Humahuaca y perderse –por razones de calendario festivo– varios de los elementos fundamentales que hacen tan distinto a este viaje

Cafayate

Cafayate es uno de los destinos favoritos de Salta, reconocido tanto por su excelente vino torrontés, una cepa blanca de intenso aroma y sabor dulce, como por ser la cuna del folclore. 




Dueña de una amplia oferta hotelera y un clima siempre agradable, la paleta de colores de esta localidad incluye el ocre de los cerros y el verde de los viñedos. Trekking, travesías en bicicleta y en vehículos 4x4 son sólo algunas de las alternativas en materia de turismo aventura en Cafayate. Las visitas culturales invitan a descubrir peñas, pinturas rupestres y bodegas, que se alzan no sólo cerca del pueblo sino también a varios kilómetros de distancia, con sus vinos de alta gama.

Cachi

Un escarpado camino de cornisa conduce hacia este pueblo, uno de los más encantadores de Salta. Cabecera de los Valles Calchaquíes, deslumbra por la belleza del paisaje -dominado por la cumbre del Nevado- y la arquitectura colonial.




 La iglesia, una de las más antiguas de la región, comenzó a construirse en el siglo XVI. Las hileras de pequeñas casas, con paredes de adobe y faroles, completan la postal. Antes que el paseo por Cachi concluya, hay que pasar por el cementerio del pueblo, para capturar la mejor imagen panorámica del Valle, y degustar en alguno de los rincones gastronómicos del pueblo el famoso queso de cabra.

Antofagasta de la Sierra

La villa de Antofagasta de la Sierra, "la antesala del cielo" es su capital, la cual concentra algo más del 70% de la población del departamento. 
La zona está enmarcada por montañas que superan los 5 y 6 km. de altura y por grandes superficies de salares como ser el Salar del Hombre Muerto en el cual se explota litio y el Salar de Antofalla(encerrado entre las Sierras de Antofalla y las Sierras de Calalaste). Este último tiene la característica de ser el salar más largo del mundo con 163 km de largo y un ancho máximo de 12 km.





Si bien la zona es extremadamente árida se pueden encontrar zonas con verdes pastizales denominadas vegas, las mismas deben su verdor a los pequeños ríos que allí se encuentran. 
El departamento de Antofagasta de la Sierra se caracteriza por la presencia de más de 200 volcanes. Otras de las cosas que se puedenencontrar en la zona son los campos de piedra pómez lo que confirma que en el pasado existió una actividad volcánica considerable. Es una zona rica en minerales, de tonalidades rojizas y marrones (exceptuando la blancura del salar), el lugar es ideal para los safaris fotográficos.

Nueva York

Esta no es una ciudad sino muchísimas. Cómo transitarla y qué disfrutar de ella dependen de las preferencias de cada turista: recorrida por emblemáticos rincones inmortalizados por el cine y la televisión, inmersiones en museos inolvidables, magnética unión con los grandes edificios y luminarias en la vorágine de la vida urbana, románticos paseos por áreas verdes, jornadas interminables por teatros, shopping entre grandes marcas o aprovechando saldos inverosímiles… 





Seis noches en un hotel de tres estrellas, próximo a Broadway, al Carnegie Hall, al City Center, al Central Park y al Rockefeller Center cuesta 2.300 dólares con aéreo, en base doble.

Miami y Orlando

 Vacaciones de invierno… los sueños de los chicos pueden hacerse realidad. En Estados Unidos, las ciudades de Miami y Orlando tienen propuestas para que ellos y sus padres se diviertan. Desde 1971, Walt Disney World convoca a fanáticos y curiosos del mundo infantojuvenil, donde viven el Ratón Mickey y toda su pandilla.





Todo es entretenimiento: parques temáticos, hoteles, restaurantes, y la posibilidad de conocer los Disney’s Hollywood Studios. También en la península de Florida, y con el agregado de sus atractivas playas, Miami puede ser una buena opción para dejar el frío del Hemisferio Sur y regresar tostado. Por si fuera poco, el puerto y algunos de sus famosos barrios (Coconut Grove, Pequeña Habana, South Beach) se suman para invitar a recorrer. Un paquete de aéreo, siete noches y alquiler de auto cuestan entre 2.300 y 3.300 dólares, dependiendo del hotel preferido (Rigazio Viajes). Un paquete similar, con siete días de pases a las actividades en Orlando, varía entre 2.500 y 3.000 dólares.

Londres

¿Buscar los rastros de The Beatles por las calles que inmortalizaron, o los de Shakespeare en The Globe, o las investigaciones de Sherlock Holmes? ¿Advertir el paso del Imperio Romano por allí? ¿Comparar y elegir el puente más grandioso sobre el río Támesis? 





¿Viajar en The Tube, primer subterráneo del mundo? ¿Visitar a algún amigo real o imaginario en Londres? Para ir a la capital del Reino Unido hay muchos motivos. Se puede gozar de la elegancia de los jardines de Hyde Park o contagiarse de la sapiencia de Oxford. La Torre de Londres, el Palacio y la Abadía de Westminster, el Parlamento, el Big Ben: allí están desde hace siglos. Hay paquetes de aéreo y seis noches en base doble desde 2.000 y hasta 3.000 dólares.
Más información: Consejos para viajar a Londres

Madrid

Andar por Madrid en verano tiene todavía más garbo que hacerlo con frío. Hombres y mujeres con ropa ligera transitan por el Parque del Retiro, la Gran Vía y la Puerta del Sol, y se detienen en algunos de los muchos cafés y bares de tapas.





El turista puede entremezclarse con ellos, recorrer joyas como el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza o el Reina Sofía, y en la noche disfrutar de los espectáculos de flamenco y la movida tardía. El Corte Inglés y Zara son algunas de esas tiendas que el visitante busca como un emblema madrileño, al estilo de la Puerta de Alcalá, la Fuente de la Cibeles, la Plaza Mayor, la Plaza de Toros o el Mercado del Rastro los domingos. Paquetes con aéreo y seis noches en hotel tres estrellas: desde US$ 1.700.

Rio y Buzios (Brasil)

 En el sureste de Brasil, reina Río de Janeiro. La hipérbole de nuestros vecinos cariocas se concreta en esta ciudad de monstruosas dimensiones, tan gigantescas como su carnaval, su diversión, su exuberancia. En el destino del Pan de Azúcar, del Cristo Redentor, en el lugar donde Tom Jobim y Vinicius compusieron Garota de Ipanema, en el emplazamiento del estadio de Maracaná, unas breves vacaciones no alcanzan. 




La lista de nombres propios por conocer parece interminable: Botafogo, Tijuca, Copacabana, Leblon, Corcovado, Guanabara, Niterói… Aéreo y seis noches, en base doble: cerca de 600 dólares por pasajero. Y a 190 km de Río de Janeiro se encuentra Buzios, un balneario distribuido a lo largo de 8 km, con más de veinte playas para elegir, muy distintas entre sí. Allí persiste el espíritu de la vieja aldea de pescadores, en las construcciones bajas y con materiales rústicos; todo convive con una importante proporción de turistas argentinos que hace que se escuche hablar tanto portugués como español. Impostergable recorrer la zona en buggy y buscar los rastros de la belleza francesa de los años ‘60, Brigitte Bardot, que descubrió el balneario para el turismo internacional. Para ir a Buzios hay que pensar en un aéreo de 600 dólares, pero se puede conseguir paquetes de aéreo y seis noches de hotel en base doble. También es posible contratar hoteles o posadas por unos 70 dólares diarios, para dos personas.

Santiago de Chile

El Barrio Providencia, el Barrio Bellavista, la casa de Neruda, el Palacio de la Moneda; moda, shopping, cultura, vida cosmopolita, montañas… y cenas con irresistibles pescados y mariscos chilenos: Santiago de Chile es un destino muy seductor este invierno. 





Especialmente si se tiene en cuenta que hay paquetes con aéreo y seis noches de hotel, en base doble, de 400 dólares por persona. Con esa inversión se abre al turista la opción de salir a pasear, ir de compras, experimentar cómo es el teatro del otro lado de los Andes, caminar junto al río Mapocho, subirse al cerro San Cristóbal, conocer el Zoológico Metropolitano, tomarse el Funicular hasta la Virgen que observa toda la ciudad desde lo alto y admirar el Parque Metropolitano de Santiago, con más de 700 hectáreas verdes.

Punta del Este y Colonia del Sacramento (Uruguay)

Punta del Este es una opción para mimarse y consentirse en este invierno. Para disfrutar de esta bella ciudad al alcance de un breve viaje en avión, importa elegir el hotel: hay paquetes con aéreo por seis noches en hoteles cuatro estrellas, que varían de los 300 a los 600 dólares según la ubicación, y amenities (por ejemplo, pileta climatizada). 





Para Colonia del Sacramento, donde se combinan placer, paseos al aire libre, museos y mucha historia, vida de playa y alrededores verdes, la mayoría de los paquetes propone de una a tres noches. En este último caso, en base doble en uno de los más coquetos hoteles en pleno centro, incluyendo viaje en barco, traslados, city tour, desayuno y tres comidas se cotiza en $ 3.500 para los dos pasajeros. Pero hay diversidad en formatos de hospedaje si se contrata separadamente. Imperdible: probar los mariscos en el puerto.
Más información: Colonia, entre suspiros y golf 

Salvador y Praia do Forte (Brasil)

Playas distribuidas entre la Ciudad Alta y la Ciudad Baja, cocoteros, arquitectura colonial portuguesa, un inmenso mercado de artesanías frente a las delicias del puerto y una riqueza cultural incalculable concentrada en el crisol de personas de diferentes orígenes que componen su numerosa población (más de tres millones de habitantes): así es Salvador de Bahía, en Brasil. Si a todo esto se suma la emblemática “buena onda” que se les reconoce a los brasileños…





¿qué más se puede pedir? Se puede pedir una de las mejores playas del estado de Bahía: Praia do Forte, donde se encuentra el primer asiento de la colonización portuguesa en América del Sur (el Parque Histórico de García D’Avila). Y como si fuera poco, 12 kilómetros de playas que llaman “la Polinesia brasileña” ya que las aguas de la zona son aun más cristalinas, las arenas más blancas y la temperatura más agradable. Se recomienda visitar las instalaciones del Proyecto Tamar, donde se resguardan tortugas marinas de la agresión de los seres humanos despreocupados y se concientiza a los turistas sobre el comportamiento que deben tener en las playas públicas. Se puede recorrer la reserva forestal de la mata atlántica, con flores exóticas únicas en su biodiversidad. En la calle se disfrutan todos los sabores autóctonos,  y es el espacio propicio para que también los sonidos y las texturas se potencien y hagan de la visita a la zona una experiencia inolvidable para el  turista. Aéreo y seis noches, base doble: cerca de 700 dólares por pasajero.

Colón y Paraná, plan entrerriano

Entre Ríos en invierno es buena opción para descansar y renovarse con aire fresco. A menos de 400 km de Buenos Aires se encuentra el Parque Nacional El Palmar, con sus 8.500 hectáreas de palmeras yatay.





Para dormir, lo más conveniente es parar en Colón ($ 550 la habitación base cuádruple), a 54 km del Parque. También existe la posibilidad de aprovechar el camping. En el poblado de Ubajay, pegado a El Palmar, funciona un antiguo tren que recuerda las historias de los colonos judíos allí asentados. Otra ciudad entrerriana para considerar es Paraná, con sus playas de arena fina para caminar bien abrigaditos, a 495 km de Buenos Aires. Vida nocturna, deportes acuáticos y pesca, más un cruce a Santa Fe a través del puente subfluvial son algunas de sus actividades, llegando por un fácil camino: Puente Zárate-Brazo Largo, RN 12 y RP 11.

Rosario, cerca y completo

Con su costanera, su Boulevard Nicasio Oroño, sus recuerdos del Che Guevara, Alberto Olmedo y Roberto Fontanarrosa, la ciudad santafesina de Rosario es la tercera ciudad del país, y sólo se precisa recorrer 298 kilómetros desde la capital nacional. 





 Los atractivos parecen interminables: un megacasino; museos de colecciones clásicas (el Castagnino) y de arte contemporáneo (el MACRO); parques, paseos en lancha, excursiones a las islas de Paraná, playas; el puente hacia Victoria (Entre Ríos); artesanías; amplias explanadas para caminar y comer en los carritos de la calle; el imponente Parque Nacional de la Bandera, con el monumento a la acción de Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812. En tres horas de auto se puede cubrir la distancia Buenos Aires-Rosario; hoteles tres estrellas para familia tipo: $ 500 la noche.
Más información: Rosario desde el agua

Corrientes, Esteros del Iberá

Este fabuloso ecosistema debe su nombre a la laguna homónima, situada en la zona central-oriental de este inmenso sistema acuífero: en guaraní significa “agua que resplandece o brilla” a raíz de su chispeante efecto espejado. 




La quietud  y la curiosa policromía se aprecian con la luz solar del crepúsculo. Los esteros constituyen uno de los humedales más ricos en diversidad biológica de nuestro planeta. El primer Centro de Interpretación está al borde de la Laguna Iberá, a pasos de la Colonia Carlos Pellegrini. Allí está la casa del guardafauna, que nuclea a baquianos de la zona (antiguos mariscadores) y que son custodios de la reserva, asesoran a los visitantes y evitan la depredación. También hay salones de exposición y proyección que informan sobre geografía, clima, flora y fauna del lugar, que se puede recorrer por senderos abiertos en el monte.  Alojarse en ese ambiente es posible; una alternativa es la Ecoposada del Estero, ubicada en pleno humedal, rodeada de un frondoso bosque nativo con cientos de aves. Está diseñada con características sustentables y una técnica bioclimática, en el marco de una típica y confortable arquitectura correntina,  ambientada y construida con materiales de la zona. Las habitaciones y parte de la estructura del bar fueron construidas con barro. Emplea energía limpia (eléctrica y solar) y un renovado tratamiento de aguas residuales. Para junio ofrecen un paquete promocional de tres noches con pensión completa y cinco excursiones a $ 1.320 por persona (base doble). Más información: www.corrientes.com.ar/esteros-ibera.htm

Catamarca a pleno

La provincia tiene un 80% de relieve montañoso y es un paraíso para el montañismo, comenzando por los Seismiles, 14 cerros superiores a los 6 mil metros sobre el nivel del mar: el más alto es Pissis (6.882), el mayor volcán inactivo del mundo. 




Más allá de las ofertas tradicionales (ecoturismo, termalismo, turismo religioso, arqueológico, etc.), vale la pena explorar propuestas poco difundidas: el Chaku, por ejemplo, que es la esquila y la liberación de vicuñas silvestres en la Puna. U hospedarse en El Rodeo, a 37 km de la capital, en una casa de familia. Desde allí, un circuito gastronómico por la RN 4 lleva a descubrir quesillos con dulce de cayote o típicas nueces confitadas. Hostería sencilla, $ 140 la doble, con buena gastronomía. Más datos: www.turismocatamarca.gov.ar

La Rioja, geoformas, olivos y vino

 Talampaya es un Parque Nacional declarado  por la UNESCO Patrimonio Natural de la Humanidad. El Cañón es el atractivo de mayor impacto y lo visitan más de 60 mil turistas al año: resultan imponentes los paredones rojizos de 150 metros de altura, como El Monje o La Torre, caprichosas geoformas.




Hay un área de servicios con baños, restaurante, regionales y camping (excursión $ 130). Se accede por las RN 150 y RN 76, que desde Patquia hasta Villa Unión atraviesan un área semidesértica de chañares y algarrobos. La entrada general cuesta $ 40. Imperdible la excursión Safari Aventura en camión Overland 4×4. Para que la fiesta sea completa, hay que hacer al menos un tramo de la Ruta del Vino, que en esta provincia se extiende 460 km y tiene en Chilecito su epicentro, con 17 bodegas riojanas. Despegar.com ofrece aéreo y 4 noches de hotel 2 estrellas, $ 2.308 p/ pers. Más info: talampaya@apn.gov.ar

Jujuy, la bota nacional

Provincia que enamora por el encanto de su legítima identidad. En ella conviven la quebrada, los valles, la puna y las yungas jugando con contrastes impredecibles.




Perfecto destino invernal, se puede optar por el camino de la Quebrada de Humahuaca, declarada Patrimonio de la Humanidad, Paisaje Cultural por la UNESCO, y no perderse Tilcara –con su pucará precolombino– ni olvidarse de Purmamarca, con su Cerro de los Siete Colores y su pueblito con la feria artesanal en la plaza. Será muy probable presenciar alguna fiesta patronal o sus misachicos (procesiones), escuchar musiqueros con quenas y sicus, niños que recitan poesías a cambio de alguna moneda  y beber un té de coca si nos da el “soroche” (mal de altura). Se podrá  llegar hasta las Salinas Grandes, más de 12 mil hectáreas de sal a cielo abierto, de luz incandescente y paisaje surrealista. O virar hacia las yungas  –selva de altura, cubierta de nubes durante el verano y comienzos del otoño– haciendo una parada en Yala, a 12 kilómetros de la ciudad capital (San Salvador de Jujuy), ubicada en el Area de la Reserva de la Biósfera de las Yungas, con el Parque Provincial Potrero de Yala. Mientras se hace camino, detenerse a degustar alguna comida regional andina como humitas o tamales, asado de llama o algún guaschalocro con quinoa. Si prueba el quesillo de cabra –si es  de San Antonio, mejor– acompáñelo con algún vino artesanal. Tarifa aérea ida y vuelta, Buenos Aires-San Salvador de Jujuy por Aerolíneas Argentinas: $ 1.267.

martes, 26 de junio de 2012

Villa La Angostura y cerro Bayo

Villa La Angostura se recuesta sobre las costas del lago Nahuel Huapi, dentro de la Ruta de los Siete Lagos. A la propia belleza de esta localidad se suma ahora la heroicidad de sus habitantes, que en 2012 se levantan luego de la temporada anterior, cancelada por las cenizas del volcán Puyehue.





A un año de aquella tragedia, La Angostura recuperó su esplendor. Toda su infraestructura ya está funcionando, al igual que el centro de ski Cerro Bayo (a 9 km de la Villa), que apuesta a la recuperación del turismo perdido, con la incorporación de una nueva telecabina séxtuple, la Jean Pierre, en la que se invirtieron 9 millones de dólares. Así, crecen y se mejoran sus 340 hectáreas de superficie esquiable, descensos ininterrumpidos de hasta 6.000 m, 13 medios de elevación, capacidad de remonte de hasta 6.350 pasajeros por hora, entre otras ventajas. Muchos de los hoteles y aparts se encuentran en los alrededores de La Angostura. Teniendo auto para recorrer las cortas distancias, hay más opciones de hospedaje: paquete de 6 noches en un 3 estrellas, incluyendo transporte, por unos $ 3.500 por persona.

Parque Luro, con ciervos y jabalies

Fue un coto de caza creado por el doctor Pedro Luro en 1907 y hoy, una Reserva Provincial poblada con ciervos colorados, jabalíes y faisanes traídos de Europa. 





En su origen estuvo poblado por tehuelches y luego ranqueles. Uno de los atractivos mayores es el avistaje de los ciervos en brama (ya terminó la temporada) y las caminatas. La Reserva está dividida en dos áreas: la de uso público –dividida en senderos– y la protegida. El sendero del Bosque recorre 2.200 metros entre caldenes; el de la Laguna, de 2.900 metros, propone una visita al caldenal. Con binoculares se puede observar algún ciervo o jabalí dándose un chapuzón. Con guía y en auto se llega al Matusalén (el caldén más antiguo) y al Museo El Caserío. Se puede acampar u hospedarse en cabañas. Desde Buenos Aires hasta Santa Rosa 620 km por Ruta 5; desde allí 32 km.
Más información: Por las sierras de la vida

Copahue y Caviahue

En el noroeste de Neuquén, Caviahue-Copahue es un destino todavía por descubrir, con muchos circuitos para recorrer con espíritu de aventura. Tiempo atrás, el avión sólo llegaba hasta Neuquén; ahora, ya hay charters directos, además del habitual servicio de ómnibus. 




El centro de esquí sobre el Cerro Caviahue, a los pies del volcán Copahue, se encuentra a sólo 1,5 km del pueblo, goza de un ambiente familiar y los medios de elevación no se saturan por la excelente, hasta la actualidad, proporción entre cantidad de usuarios y la capacidad de arrastre de 7.400 esquiadores por hora, que en esta temporada se agiliza con la incorporación de nuevos telesquíes. Además de los deportes de nieve, en el volcán hay excursiones para conocer el cráter. Asimismo, el río de la región, el Agrio, en su recorrido transita diversos saltos y accidentes. Y en la zona, hay fenómenos de vertientes de agua caliente, con azufre, vapores y fangos en las termas de Copahue que colaboran con la salud y el relax. Lagos y lagunas completan este lugar en el que abundan los contrastes entre la majestuosidad de rocas de basalto, laja y lava y el color azulado de los espejos de agua. Cabalgatas, trekking y mountain bike son parte de las actividades. La mayoría de los hospedajes (hoteles, hosterías y aparts) se concentran en la pequeña Caviahue, de 900 habitantes, que en invierno luce toda nevada. Un ski week con hospedaje, medios de elevación y equipos ronda entre los 4 mil y 5 mil pesos por persona, según el momento de la temporada.

Batea Mahuida y Aluminé

Desde que el volcán se apagó y su cráter se transformó en laguna, los mapuches puel se instalaron en sus márgenes y lo llamaron “Cerro de la batea”. La nieve invernal es perfecta para practicar esquí nórdico y alpino o surcarla en una moto de nieve. 




 Pasear por un bosque fósil de pehuenes y grabados rupestres o caminar  entre las araucarias calzando raquetas será inolvidable. Después, una pausa en la pequeña confitería que ofrece comidas regionales y tejidos mapuches. La infraestructura hotelera y gastronómica están en Villa Pehuenia y Aluminé. ¿Cómo llegara Batea Mahuida, a 370 km de Neuquén capital? Tomar la RN  22 hasta Zapala, luego la RP 13 en dirección a Villa Pehuenia y continuar 118 km. Salir desde Zapala por la RP 46 es otro camino: se transita el Parque Nacional Laguna Blanca hacia  Aluminé, a 121 km, y desde aquí son 63 km hasta la Villa, bordeando el río Aluminé. Es una región rica en vegetación nativa, con ñires, cañas colihue, robles y pehuenes. Ofrece diferentes circuitos turísticos, aladeltismo, 4 x 4, trekking, cabalgatas, pesca y deportes náuticos.

San Martín de los Andes y Chapelco

Neuquén tiene, como plato fuerte invernal, la bonita ciudad de San Martín de los Andes y el centro de ski asociado a ella, Chapelco, a 19 km de distancia del centro urbano. Todo el entorno se embellece con la presencia del lago Lácar, ubicado dentro del Parque Nacional Lanín. 




La vegetación frondosa, de tipo bosque andino patagónico y selva valdiviana, se adivina a través de la sábana de nieve que hace del paisaje un rincón como de cuento de hadas. Algunas de las mejores fotos se toman desde el Mirador Pil Pil, con vista a todo el valle del lago. Entre las siempre verdes lengas, el camino conduce a Chapelco, con el vigía de todo lo que allí sucede, el volcán Lanín, de inconfundible cumbre en punta. Once medios de elevación, 22 pistas, 140 hectáreas de área esquiable, diversos dispositivos para entrenar saltos y acrobacias en rampas y obstáculos son características que definen a Chapelco. Y como cada temporada desde hace 26 años, este 8 de agosto se realizará el clásico Tetratlón de Chapelco (esquí, mountain bike, kayak y running). Así, este destino apto para la familia convoca además a los amantes de los deportes extremos al aire libre. Una semana de esquí de 6 noches (con alojamiento, pases y traslados) ronda los $ 3.700. A eso, hay que sumar el traslado, que puede ser en charters directos o combinando aéreo a Bariloche y luego el transporte terrestre.

Neuquén es la meca paleontológica del país

En la capital provincial está el Museo Paleontológico de la Universidad Nacional del Comahue, con una destacable colección de fósiles. La zona Confluencia –de los ríos Neuquén y Limay– presenta una antigüedad de entre 70 y 110 millones de años. El lugar fue declarado de interés por la ONU, en 1996 . 




La provincia cuenta con varios museos y con la única excavación abierta al público en Sudamérica: el complejo Lago Barreales, circuito educativo que permite conocer y participar del trabajo de campo de los paleontólogos. Desde Neuquén tomar la RP 7 y luego la RP 51 hacia Añelo, hasta pasar el lago Mari Menuco. La entrada está en la zona de Loma de la Lata. Allí se observan restos fosilizados y reproducciones al natural de los dinosaurios que habitaron la región. Por la RN 22, a mitad de camino hacia Zapala, está Plaza Huincul con el Museo Carmen Funes, cabecera de investigaciones de nivel internacional en yacimientos como Las Cortaderas y Auca Mahuida. Allí están los restos del Argentinosaurus Huinculensis, el mayor herbívoro del mundo, y una reproducción del esqueleto del Giganotosaurus Carolinii, el carnívoro más portentoso conocido.

Archivo del blog

Red Amigos del Mundo Virtual