Noroeste Litoral Cuyo Buenos Aires Centro Patagonia perito moreno, patagonia Las Leñas, cuyo Bariloche, Río Negro valle de la luna, cuyo Purmamarca, noroeste tren a las nubes, noroeste Cataratas del Iguazú El Palmar de Colón, litoral Provincia de Cordoba Capital federal, Buenos Aires Peninsula Valdes, Patagonia Ushuaia. Patagonia


jueves, 31 de enero de 2013

COLOMBIA - CARTAGENA DE INDIAS

 Las coloridas fachadas coloniales del centro histórico.

 Islas del Rosario, un archipiélago ubicado a 35 km 
al sudoeste de Cartagena.

 Palenqueras, las típicas vendedoras ambulantes 
de Cartagena.

 Piscinas naturales, perfectas para nadar junto a
 peces de múltiples colores 

 Las aguas transparentes del mar Caribe son ideales 
para el snorkel y las actividades náuticas

 La "ciudad amurallada" fue declarada 
Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984

 Vista nocturna de la ciudad, fundada en 1533.

 Panorámica de la muralla y la Torre del Reloj, 
sobre la puerta principal de entrada a la ciudad

Aguas turquesas y arenas blancas,
 la perfecta armonía del Caribe colombiano

Baja temporada en pleno verano: concluye el "peor enero" en 10 años

En la costa atlántica, enero fue el mes más flojo desde la crisis de 2002.

Según comerciantes, agentes inmobiliarios y operadores turísticos de Mar del Plata, Pinamar, Cariló y otras zonas, consultados por el periódico La Nación, hubo menos turistas, menos consumo y un promedio de estadía más corto.



Como si fuera poco, el mes por excelencia para la temporada de verano argentina, tuvo una cantidad casi record de días de clima desfavorable y el combo produjo una pérdida que promedia el 20 por ciento, con respecto al inicio de 2012
  
Lejos de los pronósticos, este año los argentinos decidieron veranear fuera del país o en destinos menos tradicionales, como la Patagonia.

En el negocio de alojamiento, la ocupación del rondó un 78 por ciento, contra un 95 por ciento en la misma fecha del año pasado. 

"Pensamos que este año era nuestro y erramos cuando fijamos la propuesta en agosto", admitió Gustavo Yeannes, vinculado a los complejos de aparts Cilene y titular de La Proveeduría de Cariló.

En los supermercados la facturación cerró casi idéntica a la del año anterior. "Si descontamos la inflación, la merma sería de casi un 25%", dijo a LA NACION.

Desde las inmobiliarias, aseguran que quedaron un 30 por ciento de propiedades disponibles.

"Debe ser el enero más pobre desde el verano 2001/2002. Vamos a tener que reunirnos ya y revisar cómo hacemos para que la próxima temporada no sea igual o inferior", destacó Silvia Melgarejo, responsable de la inmobiliaria Constructora del Bosque.

lunes, 28 de enero de 2013

Paseo entre bodegas y viñedos


En medio de un seductor paisaje cordillerano, la Ruta del Vino combina historia y modernidad, alta gastronomía y actividades en contacto con la naturaleza.


La palabra mágica, “vino”, suele asociarse inmediatemente con otra: “Mendoza”, la principal provincia productora de vinos del país. Sin embargo, la vecina provincia de San Juanno se queda atrás en la producción vitivinícola, que ganó prestigio en todo el mundo. No sólo es la segunda provincia productora del país, sino que en los últimos años se reconvirtió fuertemente y hoy elabora vinos que no tienen nada que envidiarle a sus vecinos de Cuyo en cuanto a calidad y tecnología de producción. Las bodegas y viñedos de San Juan dan forma a una muy atractivaRuta del Vino, que combina bodegas antiguas con otras súper modernas, una cava excavada en la montaña con museos, y todo en el incomparable paisaje del pedemonte de la Cordillera de los Andes.
Si bien históricamente San Juan ganó fama como una provincia dedicada a elaborar vinos de mesa, la industria vitivinícola sanjuanina tomó un nuevo impulso una década atrás y pasó a destacarse por sus vinos finos y de alta gama. Para ello, cuenta a favor con la introducción de tecnología de punta, el suelo, el clima y los más de 300 días soleados que los sanjuaninos disfrutan al año. Entre las cepas de vinos reconocidos internacionalmente, llevan la delantera los frutados y expresivos vinos syrah, bonarda, viognier, sauvignon blanc, pinot gris, torrontés sanjuanino, tannat y malbec. Como para degustar de a uno y sin ningún apuro, como propone el sosegado ritmo de los pobladores de San Juan.
La Ruta del Vino sanjuanina se extiende a lo largo de distintas zonas de la provincia, aunque la principal área de bodegas está ubicada muy cerca de la capital, en el valle de Tulum. Entre este valle y otros dos cercanos, los de Ullum y el Zonda, se concentra la gran mayoría de las más de 47 mil hectáreas de viñedos con que cuenta la provincia. Y bodegas en las que se pueden realizar visitas guiadas, degustar platos típicos de la gastronomía cuyana y practicar actividades como trekking, ciclismo o cabalgatas.
No está nada mal comenzar el recorrido en la bodega y museo Santiago Graffigna, en la capital sanjuanina. Brinda un excelente primer panorama de la historia de la vitivinicultura en la provincia, en una de las bodegas más tradicionales, ya que fue la primera bodega fundada en San Juan, en 1870, por el inmigrante italiano Juan Carlos Graffigna.
En los antiguos edificios se levantó un museo temático equipado con alta tecnología, en el que se puede conocer la historia de más de 130 años de una de las familias clave en el desarrollo de los vinos tanto sanjuaninos como de la Argentina. Antiguas prensas, bombas, piletones, toneles, los carretones en los que se transportaba el vino, una sala de máquinas donde estaba ubicado el lagar de la antigua bodega, un pequeño cine que proyecta audiovisuales y las Cavas de los Sueños en el subsuelo, donde se elabora champán con el método de fermentación en botella. También está la galería de arte Antigua Bodega, con obras de artistas sanjuaninos.
Callia, Casa Montes, Don Doménico, Viñas de Segisa y Las Marianas son otras bodegas que vale la pena visitar en el Valle de Tulum. Augusto Pulenta es otra antigua bodega, que desde 1901 porta uno de los apellidos más célebres de la vitivinicultura argentina, creador también de la famosa bodega Peñaflor.
Valles prósperos
Los valles de El Zonda y Ullum se ubican hacia el oeste de la capital sanjuanina. En el primero, a 16 kilómetros de la ciudad, se destaca la original Cavas de Zonda, una bodega de champán ubicada en un túnel en el interior de la montaña, donde la temperatura se mantiene permanentemente entre 16 y 18 grados, un ambiente ideal para la elaboración y guarda de espumantes. Es la única bodega de su tipo en Sudamérica, y una de las tres en el mundo con estas características. Cerca está Merced del Estero, una bodega joven y familiar, donde los visitantes, como dice la frase, son “atendidos por sus propios dueños”.
En Ullum, famoso por su gigantesco embalse, se puede combinar la visita a chacras y bodegas con la práctica de trekking, vuelo en parapente, wakeboard, kayak y mountain bike. También en esta zona es posible conocer las ruinas de la Bodega Las Lomas, construida por la familia Graffigna.
La Fiesta Nacional del Sol se celebrará desde al 18 hasta el 23 de febrero. El programa anuncia desfiles de carruajes y exposiciones que mostrarán la cultura, la historia, la economía y las tradiciones sanjuaninas, además de espectáculos de primer nivel.
Para Semana Santa, el programa “Música, aromas y sabores en la Ruta del Vino” invita a recorrer bodegas y viñedos mientras se disfruta de la exquisita música interpretada por artistas sanjuaninos y productos regionales de calidad. Es fácil deducir, entonces, que son incontables las atracciones que brillan todo el año bajo el cálido sol sanjuanino.

IMPERDIBLE
Además de su Ruta del Vino, San Juan ofrece numerosos atractivos históricos y naturales.
Casa de Sarmiento. En el centro de la capital, la casa natal del prócer atesora objetos de su in-fancia y juventud. Están la añosa higuera y el famoso telar de Pau-la Albarracín, además de muebles, documentos y el escritorio que usó Sarmiento en su gobierno provincial, de 1862 a 1864.
Dique de Ullum. A 12 km de la ciudad de San Juan, el embalse de Ullum es un oasis en el desértico paisaje, que los sanjuaninos disfrutan a pleno. Hay alojamientos, restaurantes y la posibilidad de practicar windsurf, kitesurf, kayak, trekking, mountain bike o parapente.
Pampa del Leoncito. Además de espiar el cosmos desde el observatorio astronómico, permite experimentar la adrenalina del carrovelismo de la mano de Rolo Toro, quien alquila carros deportivos y adaptados para novatos.
Jáchal. A 150 km hacia el norte de San Juan capital, ofrece un sosegado paisaje de montañas y campos sembrados atravesados por el caudaloso río Jáchal, donde se practica rafting. La mayor atracción son los molinos harineros. Con más de dos siglos de antigüedad, revelan el desarrollo que alcanzó Jáchal en el siglo XVIII, cuando la harina local abastecía a San Juan, Buenos Aires, Córdoba y Tucumán.
Valle de la Luna. En el sudoeste de la provincia, el Parque Provincial Ischigualasto es el destino más famoso de San Juan. Sus espectaculares paisajes y formaciones naturales albergan una gran riqueza paleontológica. Además del circuito diurno tradicional, tiene otros a la luz de la luna y al amanecer (ingreso para argentinos, 70 pesos).

MINIGUIA
COMO LLEGAR. Desde Buenos Aires hasta San Juan capital son 1.110 km por Acceso Oeste hasta Luján, ruta 7 hasta San Luis capital, ruta 147 hasta el Parque Nacional Sierra de las Quijadas y rutas 20 y 141. Aerolíneas vuela sin escalas desde Aeroparque hasta San Juan capital (2 hs.) de domingo a viernes a las 19.10. Ida y vuelta con impuestos en clase Económica, $ 2.548. Bus semicama Autotransporte San Juan-Mar del Plata desde Retiro (14 hs.), $ 540 ida; cama, $ 670; cama Total, $ 780. También llegan las empresas San Juan y 20 de Junio.
DONDE ALOJARSE. Habitación doble con desayuno, TV cable y wi-fi en el hotel 5 estrellas, spa y casino Del Bono, $ 878 (www.delbonohotels.com). Habitación doble con desayuno, cochera, piscina, gimnasio, wi-fi, TV cable y caja de seguridad en el Gran Hotel Provincial, $ 540; triple, $ 690 (www.granhotelprovincial.com). Habitación doble con desayuno, TV cable y wi-fi en el hotel 3 estrellas Viñas del Sol, desde $ 415; hostels, $ 140 (0264- 425-3921/2/3). Departamente para dos personas con desayuno, TV cable, wi-fi, cochera, piscina, parrilla, sábanas y vajilla en el apart hotel El Rocío, $ 290; para tres, $ 380; para cuatro, $ 450 (www.rocioaparthotel.com.ar).
QUE HACER. Vuelo de bautismo en parapente con instructor en Ullum, $ 500 (www.condormercedario.com.ar). Carrovelismo (una hora), $ 250; vuelta de bautismo, $ 25 (0264- 156717196).

INFORMACION
En Buenos Aires, Casa de la Provincia de San Juan: Sarmiento 1251, tel. 4382-9241/5580.
En la ciudad de San Juan: (0264) 421-0004.
turismo@sanjuan.gov.ar
www.sanjuan.gov.ar

Travesía por tierras australes


Desde Ushuaia hasta Río Grande, la ruta 3 recorre una magnífica secuencia de picos nevados, lagos y bosques.


La Cordillera de los Andes acompaña con sus magníficas vistas una travesía desde Ushuaia hasta Río Grande por la ruta 3. Las casas de la capital de Tierra del Fuego parecen bajar hacia la bahía. En el corazón de la isla, todo es bosque alrededor y abundan los rincones para hacer picnic al pie de las montañas y a orillas del río Olivia.
Al costado del camino, los árboles saturan de verde. Hacia el fondo, semitapado por una nube, se alcanza a observar el Monte Olivia nevado. El Paso Garibaldi, el único que cruza los Andes de sur a norte, alcanza al punto más alto de la ruta (450 metros) y aparece la vista más gloriosa de toda la isla, con el lago Escondido huyendo hacia un horizonte de montañas. La imagen deja una placentera sensación de paraíso glacial.
De pronto, a unos 100 km de Ushuaia, surge el lago Fagnano, gris y misterioso, con aguas siempre encrespadas que bajan de glaciares y desaguan en el Estrecho de Magallanes. Bordeamos un tercio de su orilla de más de 100 km de largo y se aprecia Tolhuin, punto de partida de caminatas hacia bosques de lengas y de ñires. También se pueden visitar en 4x4, haciendo trekking o a caballo la Reserva Provincial Corazón de la Isla y el cerro Shenolsh, donde se hacen avistajes de cóndores. Las cabalgatas rumbo a la laguna Negra atraviesan un magnífico paisaje de bosques, acantilados, arroyos, castoreras y turbales.
Viento en la estepa
Sigue un paisaje llano, donde los castores embalsan pequeños hilos de agua. Los pinos dejan lugar a montes achaparrados, secos y adornados de babas del diablo verdes. El entorno de montañas se convierte en una estepa tendida hacia el mar. El viento barre sin descanso los pastizales, las ovejas y las estancias, asentadas sobre las tierras que poblaba la originaria etnia selk’nam.
En un punto donde ese paisaje se encuentra con el Atlántico se levanta Río Grande. En esta zona del norte de la isla, las familias de estancieros Brown, Montes, Bridges y Reynolds criaron ovejas para exportar lana y carne. En 1917 establecieron el frigorífico Corporación Argentina de Productores (CAP). Restos de esa época son rescatados por el restaurante El Muelle en un sector del frigorífico. Conserva faroles, una caja fuerte, libros, herramientas y adornos. Allí también fue creado el Salón Justicialista, con pinturas de Evita, una capa militar de Perón, un texto con su firma y una colección de piezas que configuran un conjunto litúrgico.
Por el camino costero, desde el centro de Río Grande hacia el Museo Monseñor Fagnano de la Misión Salesiana, se ve a lo lejos un promontorio que se corta en un acantilado. El guía del museo explica que se trata del Cabo Domingo, en una zona donde un inmigrante escocés reunió 300 pobladores originarios, a quienes les propuso darles ovejas en lugar de que las cazaran.
Pioneros
Los curas salesianos explican que llegaron a Tierra del Fuego para proteger y evangelizar a los selk’nam (onas) que se salvaron del exterminio. El Museo Monseñor Fagnano cuenta esa historia de pioneros que sobrevivieron a los rigores del clima. Exhibe fotos y utensilios y ofrece información sobre la cosmovisión de los nativos y su relación con el entorno natural. De la Misión Salesiana, establecida en 1893, quedan una capilla de 1899 y un puñado de edificios históricos.
El Museo Municipal Virginia Choquintel recrea la historia social de los pueblos originarios que habitaban la isla y de los colonos europeos y argentinos. Además, abundan datos acerca de los enclaves geográficos y ambientes naturales de la isla, delfines, castores, hongos, pingüinos, guanacos, aves y plantas.

AGENDA
Fiestas y carreras
Río Grande acaba de organizar su primera Fiesta del Cordero Fueguino. Uno de los momentos más celebrados se produjo cuando el violinista José Rajal y Los Carabajal arremetieron con un repertorio de chacareras dobles, que levantaron al público de las sillas y muchos se animaron a bailar, mientras decenas de santiagueños aplaudían, cantaban y reían añorando su pago y los mozos servían grandes porciones de cordero.
También en Río Grande se corre una de las carreras más exigentes de la Patagonia, el Gran Premio de la Hermandad, una travesía de 700 kilómetros que une Río Grande con la localidad chilena de Porvenir.
A fines de la primavera se larga el Rally Bike de los Lagos del Fin del Mundo. En abril, motos y cuatriciclos compiten en la Vuelta a la Tierra del Fuego, un trayecto de 424 km de Río Grande a Ushuaia ida y vuelta.
Deportistas de Argentina y del exterior reman 170 km en el Raid Náutico Internacional de Tierra del Fuego, desde cercanías del lago Blanco –en Chile– hasta Río Grande. En diciembre se realizan el Encuentro Nacional de Pesca con Mosca y la Fiesta Provincial del Róbalo; en febrero, Fiesta Provincial de la Trucha.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. Aerolíneas tiene un vuelo directo por día los fines de semana y dos frecuencias diarias los lunes y los viernes de Bs. As. a Río Grande; ida y vuelta, desde $ 2.600. Desde Bs. As. son 2.871 km por Ricchieri, Autopista a Cañuelas y ruta 3; 5 peajes, $ 20,50.
DONDE ALOJARSE. Suite doble Clásica con desayuno, wi-fi, TV cable, gimnasio y estacionamiento en el hotel y casino Status, $ 550 (www.statushotelcasino.com). Habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi, estacionamiento y caja de seguridad en Posada de Los Sauces, desde $ 550 (www.posadadelossauces.com.ar). Habitación doble con desayuno, TV cable e hidromasaje en Posada Don Fiori, $ 557; doble matrimonial, $ 586 (www.posadadonfiori.com.ar).

INFORMACION
En Bs. As., Casa de la Provincia de Tierra del Fuego: Esmeralda 783, 4328-7040/1/2.
En Río Grande, (02964) 42-2887/6805.
info@tierradelfuego.org.ar
www.tierradelfuego.org.ar

La huella del Libertador, un desafío a la Cordillera


La experiencia de una cabalgata desde Villa Unión hasta la frontera con Chile, que emula la epopeya de San Martín.


La mula rebuzna e intenta zafarse de la rienda. Se resiste a cruzar el río y decide que los pastos largos que pueblan la orilla serán su desayuno. No obedece al taconeo, por lo cual estamos rezagados del grupo. Los demás, se ven unos 50 metros más adelante, trotando elegantes sobre el fondo de montañas color arena. La imagen, completada por el cielo azul y tres nubes que proyectan su sombra en perfecto triángulo sobre los picos, recuerda las ilustraciones de los manuales escolares, que representaban a los integrantes del ejército de San Martín que cruzó la Cordillera de los Andes –cuyos pasos emulamos– como héroes impolutos.
El destino es el Paso Come Caballos, que une La Rioja con Copiapó, en Chile. El itinerario recrea la expedición auxiliar riojana encomendada por el Libertador, en agosto de 1816, a la columna guiada por los coroneles Nicolás Dávila y Francisco Zelada, parte de la estrategia del general argentino para independizar Chile.
El avance por la montaña, un desafío al viento gélido, la incertidumbre y el silencio, hace más razonable bajar a aquellos soldados del bronce para comprender la dimensión de su osadía, hoy impensable sin GPS ni prendas térmicas. Las nubes negras y el calor sofocante de la ciudad de La Rioja anuncian lluvia. Pasaremos la noche en Villa Unión, a 271 km de la capital riojana por la ruta 38, en un valle ubicado entre el cerro Famatina y la Cordillera. Es el punto de partida de las travesías de aventura del Corredor del Bermejo, entre ellas esta travesía.
A las 4 de la madrugada, todavía afectados por el sueño, nos encaminamos al refugio de Barrancas Blancas, el obrador de Vialidad Nacional desde donde partirá la cabalgata. Al dejar atrás Vinchina, el camino se estrecha entre los cerros rojos de la Quebrada de La Troya, un extenso sendero de cornisa donde se pueden distinguir diferentes estratos de la evolución geológica en las sierras. Los paisajes escarpados y deslumbrantes de las quebradas del Peñón y de Santo Domingo hacen que se esfumen las cuatro horas que nos separan del destino.
Señal de apunamiento
Las mulas y caballos están listos para salir a las 9 de la mañana. A más de 4.800 metros sobre el nivel del mar aparecen los primeros síntomas del mal de altura –dolor de cabeza y mareos–, que mitigamos con andar lento y reservas de agua. Trescientos jinetes, algunos portando banderas de Argentina y de Chile, inician la travesía, que demanda unas seis horas. La columna más extensa partió una semana antes de Guandacol –como la expedición original– y la caravana de la Federación Gaucha despegó hace cinco días desde la capital riojana. Nos uniremos a ellas en el paso de frontera.
La cabalgata organizada por el Ministerio de Educación de La Rioja y la Secretaría de la Gobernación sigue la ruta de la expedición Zelada-Dávila, una de las seis columnas que atacaron sus objetivos de modo simultáneo y lograron vencer al Ejército Realista. La contienda decisiva en esa estrategia fue la Batalla de Chacabuco, el 12 de febrero de 1817.
La Cordillera parece un tapiz de terciopelo colgado del cielo, en el que se combinan el azul, el gris, el rosa y el amarillo de las montañas. En los 25 km de recorrido, el sol se torna tan implacable como el frío, y el viento ensordece. Sólo en algunos tramos del camino sopla una brisa leve y la respiración jadeante de las mulas quiebra el silencio. La pendiente del último trecho obliga a subirla en zig zag: el refugio de piedra con forma de caracol indica la llegada a Come Caballos, uno de los trece recintos que ordenó construir Domingo Faustino Sarmiento en la provincia durante su presidencia (1868-74), para proteger de las inclemencias del clima a los comerciantes de ganado y minerales.
Restan 5 km para arribar al punto panorámico del hito histórico, a 5.300 m de altura, desde donde se ven amplios cañadones y valles trasandinos. A pesar de la lluvia, finalmente confluyen allí los jinetes argentinos y chilenos, blandiendo sus banderas para renovar un pacto de amistad que se forjó en aquella epopeya libertaria. El recorrido, que pronto estará habilitado para los turistas, permitirá transitar paisajes descomunales y desandar la historia.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. De La Rioja capital a Villa Unión, buses Transporte Facundo, Arce y 20 de Mayo (4 hs.): $ 75 ida.   
    
DONDE ALOJARSE. Habitación doble con desayuno en el hotel Pircas Negras, en Villa Unión, $ 500. En efectivo, 10% de descuento (www.hotelpircasnegras.com). 

QUE HACER. Cabalgata de 10 días de Guandacol a Hito Histórico, $ 4.000 por persona con acampe, guías y comidas. Salidas hasta mediados de febrero (www.cabalgatasherrera.com).
Excursión de día entero en 4x4 para 4 personas a Cuesta de Miranda, Guanchín y Cuesta del Pique, $ 320 con vianda. Salida de 3 días para 6 personas a Paso de los Arrieros, refugios de piedra y lagunas Mulas Muertas y Brava, $ 1.200 con acampe (www.dsunoviajes.com).

INFORMACION
En Bs. As., Casa de La Rioja: Ca-llao 745, 4816-7068 / 4813-3417 / turismocasadelarioja@gmail.com 
En Villa Unión, (03825) 470-543
info@turismovillaunion.gov.ar
www.turismovillaunion.gov.ar

El dulce sabor de la Ruta del Vino


Bodegas familiares, antiguas tradiciones y fósiles de dinosaurios se alternan en los pueblos del Corredor de la Costa Riojana, al pie de la serranía de Velasco.


Un escenario de contrastes muestra la Costa de La Rioja, un remanso ensamblado sobre el cordón cordillerano de Velasco. Inmensas paredes rojizas de la montaña se pierden en el intenso verde de los bosques de álamos, pinos y nogales, que, como destellos, se muestran en los recovecos de la ruta 75. A veces parece el desierto y enseguida sorprende la vegetación abundante.
En el Corredor de la Costa se despliegan actividades en contacto con la naturaleza para disfrutar todo el año. Combinan travesías, avistajes, reliquias religiosas y hasta parques temáticos. El paseo se complementa y se completa con el Camino del Vino Riojano.
La Rioja es la tercera provincia vitivinícola detrás de Mendoza y San Juan. Es un desperdicio pisar estas tierras sin atravesar el recorrido por los sabores de esta región, que intenta recuperar el prestigio que acumuló desde que los españoles decidieron depositar las primeras uvas para producir torrontés, hace más de 400 años. Las vides y olivares tapizan los valles y alimentan las bodegas artesanales e industriales desarrolladas en las fincas riojanas.
El aire se hace más amigable a medida que la ciudad de La Rioja va quedando atrás. La primera parada ineludible es Sanagasta, morada de la Virgen de la Morenita. A esta comarca de pastores se accede por caminos de cornisa sombreados por los bordes de los cerros. La tradición del vino patero empujó a una familia de emprendedores a recuperar la bodega familiar de Salvador Minniti, para producir los vinos artesanales Loma Blanca. Un plan de modernización industrial movió los engranajes de la fábrica y ahora es una marca insignia de Sanagasta. Las visitas guiadas permiten acceder al proceso de elaboración de vinos y aceites de oliva.
Los numerosos hallazgos paleontológicos promovieron la creación de un Parque Geológico, que recreará la vida de los dinosaurios que poblaban estas tierras hace millones de años. El trabajo de investigadores del Conicet y de la Universidad de Chilecito motoriza esta incipiente iniciativa, que amalgama ciencia con turismo. Las autoridades locales prometen construir miradores y recrear algunas fieras del Jurásico.
La ruta 75 es una sucesión de pueblitos recostados sobre la sierra, que aprovechan las vertientes y las aguas que viborean desde las alturas para vivir al natural. Cultivan nogales y olivares y crían cabras. Todo se puede degustar en los puestos de quesos y artesanías, al costado de la carretera.
A 1.450 m sobre el nivel del mar, el Valle de Aminga presenta el mismo paisaje, igual belleza y más templanza. Las noches de verano son calurosas, pero una brisa de alivio refresca el cuerpo.
En este suelo arenoso y profundo, de clima seco y alta amplitud térmica, las plataformas al pie de los cerros son un tapiz de viñedos. San Huberto tiene una bodega y una planta con tecnología de punta. La nueva etiqueta Nina es una de las estrellas que surgen de las cavas de roble.
La localidad de Aminga tenía una floreciente industria del vino, a través de la bodega Manuel Belgrano, hasta que la empresa cerró. En 2012, un emprendimiento estatal y privado volvió a poner en funcionamiento la producción vitivinícola en la bodega Aminga-Sapem, administrada por Raúl Chacón a 4 km de Anillaco. En los próximos meses, el fruto de esta iniciativa llegará a las góndolas. Por ahora, se puede hacer una degustación en la finca.
Más bodegas en Chilecito
Tras recorrer casi 200 km por las rutas 60 y 40, llegamos a Chilecito, en el Valle de Antinaco-Los Colorados. El calor presiona durante el día, pero la noche es agradable. La tierra colorada y el oasis de los regadíos transformaron la superficie árida en apta para cultivar uva, especialmente la emblemática cepa torrontés. La bodega Valle de La Puerta tiene sus viñedos en terrazas que rodean Chilecito y produce los exquistos vinos Puerta Alta y Puerta Clásico. La firma ingresó con sus especialidades cabernet y malbec en el exigente mercado chino.
Por su parte, la cooperativa que administra la bodega La Riojana puso el eje sobre el cuidado del medio ambiente. Toda su producción destinada a los mercados local y externo está certificada con normas internacionales.
Como para disfrutar del mejor final del paseo, la Cuesta de Miranda regala un inmejorable espectáculo natural. Dispara panorámicas espectaculares, con pincelados de colores ocres y rojizos. Cornisas, faldeos y miradores abren la ventana de un espectáculo natural avasallador hacia los cuatro puntos cardinales.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. Desde Buenos Aires hasta La Rioja capital son 1.153 km por ruta 9 hasta Córdoba capital y rutas 25 y 38.

DONDE ALOJARSE. En La Rioja capital, hotel Naindo Park: la habitación doble con desayuno, TV cable, wi-fi, piscina, sauna y gimnasio cuesta $ 838; suite Ejecutiva, $ 1.160; suite Master, $ 1.848 (www.naindoparkhotel.com).
En Chilecito, apart hotel Torres del Cerro: departamento para tres personas con TV cable, wi-fi, cochera y pileta, $ 400; para seis personas, $ 510; para seis Superior, $ 560 (www.torresdelcerroapart.com.ar).

QUE Y DONDE COMER. En La Rioja capital: empanadas, asado, cabrito a la parrilla, zapallos e higos en almíbar, cayote en fibra, queso y nuez, en El Nuevo Corral. Platos regionales, en Orígenes. Escabeche de cordero, tallarines chayeros y vinos riojanos, en restaurante Torrontés (hotel Naindo Park). En Chilecito: cabrito asado, en el restaurante La Posta.

INFORMACION
(0380)  442-6345/84.
info@costariojana.gov.ar
www.costariojana.gov.ar 

La seducción del Valle de Punilla


Un recorrido por el destino más tradicional del verano cordobés. La noche y los espectáculos de Villa Carlos Paz, balnearios naturales y paseos por las sierras.


Al Valle de Punilla se ingresa por la ciudad de las marquesinas y las lentejuelas. Sin embargo,Villa Carlos Paz, el más famoso destino turístico de Córdoba, ofrece bastante más que el glamour de su estampa sobre un acantilado, de cara al lago San Roque. Adrenalina, naturaleza y deportes al aire libre son también parte de la carta.
A la ciudad, salpicada por numerosos clubes náuticos, se la comienza a conocer navegando su lago. Un paseo en catamarán otorga la justa dimensión de sus encantos. El Cerro de la Cruz, el más alto de la zona, se aprecia desde el centro del espejo de agua. Una vez en tierra, la recomendación es llegar hasta este sitio y explorar las 14 estaciones de un Vía Crucis interesante no sólo para los devotos. En la cima, el caminante es recibido por una cruz de 15 metros, y por la mejor de las postales.
Otra gran atracción, al final de la avenida Estrada, es el Complejo de Aerosilla Carlos Paz, el primero en su tipo de Sudamérica, inaugurado en 1955. Flotando en el aire, rodeado de silencio, este medio de transporte deja al descubierto los cordones montañosos Los Gigantes y las Altas Cumbres. La confitería ubicada en la estación superior permite lograr fotografías soñadas.
De nuevo en la avenida Estrada, la aventura continúa para todos aquellos que eligen deslizarse por un tobogán gigante, visitar el acuario o deleitarse con sabores serranos –como vino patero, salames y quesos– en los innumerables puestos de artesanías.
Tanti (“Solar de piedra” en la lengua de los originarios pobladores comechingones) y Bialet Massé son pasos obligados en el camino hacia el norte. Tanti se destaca por su exuberante vegetación, arroyos, ríos, ollas de agua y cascadas, pero, sobre todo, por la calma que exhala este pueblo habitado por 4.500 personas. También ameritan una visita sin ningún apuro la antigua capilla de San José, la Cueva de los Pájaros y el Museo de Minerales.
Bialet Massé es el lugar exacto donde el río Cosquín deja de serpentear y estimula a detenerse. La cascada del arroyo Mallín, El Despeñadero (balcón natural desde donde se aprecia el río) y el accidente natural Labios de Indio, una barraca en la que anidan diversas especies de aves, son los sitios naturales más llamativos.
Y finalmente, “¡Aquí Cosquín!”. El tradicional grito de bienvenida al Festival Nacional del Folclore se escucha de boca de la mayoría de los visitantes no bien ponen pie en esta amigable localidad de Punilla. Una vuelta por el centro permite admirar la plaza San Martín, donde se llevó a cabo en 1966 la primera edición del gran evento de la cultura nativa.
A cinco cuadras, la Plaza Nacional del Folklore y el Museo de los Artesanos cuentan su historia. Enfrente, hace lo propio la iglesia Nuestra Señora del Rosario, que guarda una pila bautismal construida por pobladores originarios. Otro lugar interesante para conocer es el complejo recreativo y museo Camín Cosquín, que alberga numerosas colecciones de mineralogía, arqueología, paleontología y artes plásticas.
Costa de 10 kilómetros
Los que buscan sol, río y naturaleza sólo tienen que decidir en cuál de los balnearios quedarse, entre el amplio abanico que se extiende en 10 km de costa. Las opciones contemplan el Azud Nivelador –ideal para nadar–, el Buenos Aires –donde el río corre entre grandes bloques de rocas, junto a una tupida arboleda– y La Toma, uno de los más populares. Otras playitas en las que reina la tranquilidad surgen en dirección al punto en que se unen los ríos San Francisco y Yuspe para formar el Cosquín.
En el camino aparece Valle Hermoso. La recomendación es hacer un alto para admirar El Castillo, una construcción realizada por un inmigrante italiano que suspiraba por su Florencia natal. Hacia el norte,La Falda es el siguiente punto en el mapa. Su dique es un espacio ideal para la pesca y los deportes acuáticos, como windsurf, esquí y jet ski.
A 92 km de Córdoba capital, La Cumbre es el sitio más señorial del Valle de Punilla, con grandes casonas de estilo inglés levantadas en la década de 1920. Sobresale la antigua vivienda (hoy museo) del escritor Manuel Mujica Lainez. También aquí se puede disfrutar de balnearios y visitar el Cristo Redentor y el Golf Club.
A 21 kilómetros hacia el norte está Capilla del Monte, donde resaltan las antiguas casas del siglo XIX, además de la única calle techada de Sudamérica. Y el cerro Uritorco, indiscutible centinela de esta localidad que crece a sus pies, y a la que envuelve con un fuerte halo de misterio. Fuente de energía, escenario de vida extraterrestre y otras leyendas se tejen sobre este cerro, que miles de visitantes escalan en cualquier época del año en busca de una experiencia revitalizante.
Para los que deseen explorar y conocer especies del lugar, lo mejor es caminar por los bosques, donde quebrachos blancos y colorados conviven con montes de cocos, algarrobos, chañares, talas y piquillines. El recorrido en medio de la flora autóctona se puede complementar con avistajes de zorros de monte, pumas, carpinteros de nuca roja y picaflores, entre otras especies.

AGENDA
Villa Carlos Paz cumple 100 años
Con una nutrida agenda de teatro, música y propuestas culturales, Carlos Paz celebra los cien años de su fundación. El 28 de enero a las 20.30, Sergio Zuliani y Celeste Benecchi serán los encargados de conducir la premiación al espectáculo Carlos 2013 en los Jardines Municipa-les. El 31/1 a las 19, el elenco de la obra “Noche de Astros” encabezará en las calles céntricas la campaña solidaria para adquirir un tomógrafo computado para el hospital municipal Gumersindo Sayago. Se podrán hacer donaciones voluntarias y participar de sorteos. Dos horas antes, en el teatro Candilejas empieza la entrega de los premios Estrella Concert 2013. El 4/2 a las 20.30 se larga la Elección de la Chica del Verano 2013 en los Jardines de la comuna y para el 9/2 a las 20.30 está anunciado un recital gratuito de los grupos Miranda y Agapornis. La muestra de fotografías “Galicia, cien lugares para volver la mirada” se puede visitar hasta el 6 de febrero en el Salón Rizzuto. Los vecinos de Carlos Paz deberán esperar hasta marzo para sumarse a la votación para definir entre 500 postulantes divididos en cinco rubros las “Cien personalidades destacadas en cien años de historia” de la ciudad.
En cuanto a la nutrida cartelera teatral, entre las propuestas ofrecidas en una veintena de salas se destacan el espectáculo infantil que el payaso Piñón Fijo ofrece en el teatro Holiday II, la obra de teatro madrileño “El señor de las burbujas” en Galería Acuario, el espectáculo circense “Fantasía sobre hielo” en el teatro Concert, “La guerra del humor” en el teatro Coral y “Por un centenario de risas”, programada de jueves a domingo en Teatrino Galería Coral.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. Desde Bs. As. hasta Carlos Paz son 738 km por ruta 9 (Panamericana ramal Escobar) hasta Córdoba capital; desde allí, rutas 20 y 38. Bus semicama Chevallier, Plusmar, Sierras de Córdoba, Gral. Urquiza o Mercosur de Retiro a Córdoba capital (9 a 10 hs.), $ 350 ida; cama, $ 400; ejecutivo, $ 440; suite, $ 530. Aerolíneas vuela sin escalas de Aeroparque a Córdoba capital (1 h. 20’). Ida y vuelta con tasas e impuestos en clase Económica, $ 2.433.

DONDE ALOJARSE. Cabaña para 4 personas La Azula-da, en Capilla del Monte, desde $ 400 con horno de barro, asador, cochera y caja de seguridad (4582-8294 / laazulada@hotmail.com). Cabaña para 4 Budapest, en Capilla Del Monte, desde $ 520 con TV cable, cochera y parrilla (www.caba niasbudapest.com.ar). Hosteria La Tana, en Cosquín, $ 600 con asador y cochera; admiten mascotas (03541- 452-239).

INFORMACION
En Bs. As., Casa de Córdoba: Av. Callao 332, Tel. 4373-4277.
En Cba., (0351) 434-8264/0.
agencia.turismo@cba.gov.ar
www.cordobaturismo.gov.ar

Tierra de bosques y leyendas


Artesanías y cultivos de frutas finas en El Bolsón, cabecera de la Comarca Andina del Paralelo 42°. Además, opciones de aventura y la feria más famosa.


Se dice que en algún lugar de estos bosques y estas montañas existe un documento secreto, el Omsimitaica Honimac, que contiene los nombres de todos los duendes que por aquí moran, y también de algunos ilustres visitantes; en letras de oro, también se puede encontrar allí el nombre del Mago. Nadie parece haber dado hasta ahora con este registro, pero lo cierto es que las leyendas sobre los simpáticos duendes que habitan en los bosques de El Bolsón se mantiene intacta.
No se sabe a ciencia cierta cuántos de los visitantes llegan en busca de estos famosos seres del bosque, pero sí que con música y recitales en espacios públicos, noches cálidas y hoteles y campings repletos, esta mágica aldea de Río Negro, puerta de entrada a la Comarca Andina del Paralelo 42°, vive un verano a pleno, con una oferta que mezcla agroturismo con caminatas, playas en ríos y lagos de deshielo con sabrosa gastronomía y actividades de aventura en medio del espectacular paisaje cordillerano.
No hay mejor vista de este valle que desde la cima del cerro Piltriquitrón, a 2.260 metros sobre el nivel del mar. Este nombre, en lengua mapuche, significa “colgado de las nubes”, aunque para la gente del lugar es simplemente “el Piltri”. Para muchos, este cerro es un importante centro de energías positivas; otros simplemente disfrutan de la belleza de sus bosques de cipreses, coihues y lengas, de sus senderos de trekking y de las impresionantes vistas que regala. Dicen que ya desde el refugio del cerro, a 1.200 metros de altura, los días claros se pueden ver el lejano cerro Tronador y también el volcán Osorno, en Chile.
Aire y agua
A esa altitud, dicen, también pueden verse duendes. Pero si uno anda con ganas de darse unas vueltas en el aire, bien puede dirigirse a la plataforma de despegue de los parapentes. Por su geografía y clima, El Bolsón es un excelente sitio para este deporte, y por eso hasta aquí llegan parapentistas de todo el país y también extranjeros. Para los no iniciados, es una posibilidad inigualable de disfrutar de un vuelo biplaza, junto a un instructor, con el valle, el pueblo, los ríos y los lagos a los pies.
Ahora, quien se desvíe por el otro sendero podrá encontrarse con el increíble Bosque Tallado, con más de 30 impactantes figuras esculpidas en troncos de lengas que años atrás fueron arrasados por el fuego. La idea partió del escultor rosarino Marcelo López, y para crearlo, se recurrió a encuentros a los que llegaron artesanos de todo el país. Hoy es uno de los paseos más visitados de la comarca.
Pero la oferta de actividades en medio de la naturaleza –que por aquí son irresistibles– es muy amplia y variada. Si se busca un poco de acción, buena opción para compartir en familia es el rafting por el río Azul, entre rápidos y remansos, con un grado de dificultad bajo. Un poco más movida es la opción de rafting en el río Manso, que atraviesa la Cordillera por el paso del León para seguir su recorrido en Chile. Pero antes de cruzar fronteras discurre por un cauce estrecho, con saltos y obstáculos que otorgan una buena dosis de adrenalina. La excursión finaliza en el hito fronterizo entre Argentina y Chile.
Otra de las excursiones de la zona permite cruzar la Cordillera en un barco que parte desde lago Puelo y llega hasta el lago Inferior, en el país vecino, un lugar bastante famoso entre los amantes de la pesca.
La tierra y sus frutos
Toda la Comarca Andina del Paralelo 42° es bien conocida por sus chacras, en las que se cultivan frutas finas –frutillas, frambuesas, berries–, además de lúpulo –se elaboran varias cervezas caseras–, verduras orgánicas y lácteos. Por eso, entre las actividades preferidas están los circuitos agroturísticos, que permiten visitar distintos establecimientos donde se cultivan las frutas y se elaboran dulces y mermeladas caseras, además de truchas ahumadas, quesos, yogures, cervezas.
Una de estas excursiones es la del Circuito Productivo del Río Azul, que combina suaves trekkings a atractivos de la zona, como Cabeza del Indio y la Cascada Escondida, en Mallín Ahogado, con un recorrido gastronómico por una fábrica de dulces, un criadero de truchas y una cervecería artesanal, con nada menos que 14 varieda­des de cerveza.
Y si de seguir castigando el paladar se trata, ninguna visita a El Bolsón puede obviar la que seguramente es ya una de las ferias más famosas del país, un clásico de la comarca cuya fama se extiende sin fronteras: la famosa Feria Regional de Plaza Pagano nació en 1979, cuando productores de Mallín Ahogado decidieron poner a la venta excedentes de los productos de sus chacras. Inicialmente fueron sólo 12 puestos y hoy suman ya más de 300, que componen una extraordinaria paleta de colores y sabores, con infinidad de artesanías, comidas caseras, cervezas artesanales y espectáculos en vivo. Fantásticas bandejas con frambuesas recién cosechadas, waffles con frutillas, crema, dulce de leche, chocolate. La feria abre los martes, jueves, sábados y domingos, de 10 a 16.
Y la magia no termina. Porque en los alrededores de El Bolsón, los pueblos de la Comarca Andina del Paralelo 42 ofrecen más paisajes, sabores y aventuras: El Hoyo, capital nacional de la fruta fina; Lago Puelo y Epuyén, a orillas de bellísimos lagos; o El Maitén, cuna del Viejo Expreso Patagónico, La Trochita. No mucho más lejos, Bariloche y Villa La Angostura al norte, Esquel y Trevelin al sur. Eso sí: allí ya no se garantiza la existencia de duendes.

AGENDA
Fiestas para todos los gustos
Aunque en enero pasado la localidad de El Hoyo ya celebró la tradicional Fiesta Nacional de la Fruta Fina, en Epuyén se llevó a cabo el Encuentro Provincial de Artesanos y mañana finaliza la Fiesta Nacional del Lúpulo en El Bolsón, en toda la Comarca Andina del Paralelo 42° no faltan motivos para continuar festejando durante todo febrero. Así, por ejemplo, entre el 1° y el 3 se celebrará una nueva edición de la Fiesta Provincial del Asado, en Cholila, la localidad chubutense en la que, además de lagos y montañas, se puede visitar la cabaña en la que vivieron los famosos pistoleros norteamericanos Butch Cassidy, Sundance Kid y Etta Place. Pero eso no es todo: del 8 al 10 de febrero se realizará en El Maitén la Fiesta Nacional del Tren a Vapor, –un buen homenaje al histórico tren La Trochita–; y del 15 al 17 de febrero, la pintoresca localidad de Lago Puelo celebrará nuevamente la Fiesta Nacional del Bosque, con una competencia de hacheros, en homenaje a los bosques nativos de la región y como forma de concientizar sobre la importancia de protegerlos. Además, El Bolsón será sede del Festival Patagónico de Clown, desde el 12 hasta el 18 de febrero, y durante toda la seguna quincena del mes, El Bolsón Jazz Festival. Para cerrar la programación de la temporada de verano, del 22 al 24 de febrero se llevará a cabo en Mallín Ahogado la XXX Fiesta Regional de la Chicha.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. De Buenos Aires a El Bolsón son 1.691 km por ruta 5 hasta santa Rosa y luego rutas 35, 152, 6, 237 y 40.Aerolíneas y LAN vuelan hasta Bariloche: desde $ 1.510 ida y vuelta. Bus de ahí a El Bolsón, $ 47 ida. Bus directo cama ejecutivo Vía Bariloche desde Retiro (23 hs), $ 1.036 ida. Semicama, con trasbordo en Bariloche, $ 915.
DONDE ALOJARSE. Cabañas tres estrellas para dos personas, $ 1.057 en promedio la noche; dos estrellas, desde $ 465. Hoteles tres estrellas, desde $ 811 la habitación doble. Hosterías 3 estrellas, desde $ 440; Hostels y albergues, desde $ 65 por persona. Campings, desde $ 30 por persona. Habitación doble en mountain re-sort Las Nalcas, desde $ 819 con de-sayuno y piscina exterior climatizada.
CUANTO CUESTA. Platos regionales, desde $ 90. Excursión de rafting a río Azul, $ 270 por persona (menores, $ 200); Vuelo de bautismo en parapente biplaza, $ 550. Excursión a Bosque Tallado en 4x4, con trekking, $ 150 (menores, 50 %). Cabalgatas, desde $ 100 la hora. Circuito productivo Río Azul con visita a un establecimiento histórico e interacción con pobladores, $ 180. Navegación en lancha hasta el límite con Chile, $ 240.

INFORMACION
En Bs. As., Casa de Río Negro, 4371-7273 / 7078.
En El Bolsón, (02944) 492-604 / 455-336.
turismo@elbolson.gov.ar
www.elbolson.gov.ar

Playas acariciadas por el Paraná


Con mejores servicios e infraestructura, Rosario ofrece magníficos balnearios, excursiones por el río y paseos autoguiados por la Costanera y el casco histórico.


El renovado semblante de Rosario, copado por modernos edificios, que se levantan como intimidantes vigías sobre la costa, es una postal de líneas simétricas que se diluye lentamente mientras la lancha alarga un tajo en el Paraná. En este tramo del sur de la provincia de Santa Fe, el río acompaña el amanecer bastante agitado. Habrá que esperar, entonces, para desembarcar en una isla del delta y entender que el absoluto contraste con la gran ciudad –una atmósfera relajada, que los sonidos de la naturaleza apenas perturban– no despunta en medio de las aguas amarronadas sino más allá, sobre las agrestes playas de El Banquito.
Los rosarinos llegan aquí ya desacelerados, despojados de cualquier remanente de estrés. Bajan la voz, incluso cuando se instalan en familia en alguno de los siete rústicos paradores. Mimetizados con los grupos de turistas, cruzan a la isla Charigüé, para caminar e instruirse sobre la naturaleza isleña, restos fósiles, alfarería chaná, primitivos instrumentos musicales y artesanía guaraná en el Centro Cultural, el mejor lugar que encontró para instalar su taller e inspirarse el artista plástico Mario Domínguez Teixeira.
El encanto de El Barquito se despliega a lo largo de 3 kilómetros de playa de arena, un espacio más que suficiente para que la paz sea duradera entre los veraneantes que procuran no más que sol y silencio y los adeptos al vóley, el fútbol, el kitesurf y la música estridente.
Al día siguiente, una compacta hilera de yates y veleros se interpone inmóvil en la panorámica de la ciudad. Esta vez, el Paraná se presenta calmo, la medida exacta para que disfruten navegantes en todo tipo de embarcaciones: entre las velas quietas se cuelan kayaks, motos de agua, lanchas con pescadores desbordantes de optimismo, algún gomón semirrígido y el barco Ciudad de Rosario, colmado de pasajeros, que dan rienda suelta al ocio desde tres terrazas al aire libre.
La animada fiesta rosarina del verano reserva uno de sus escenarios emblemáticos en el extremo norte de la Costanera, poco antes de que el río sea atravesado por la mole del puente a Victoria. El balneario La Florida cobija absolutamente todas las tendencias en materia de moda, música y vanidades, expresadas por hombres y mujeres que ostentan cuerpos rigurosamente cuidados. Pero entre los grupos de jóvenes y familias numerosas también late la pasión por el mate, la paleta y las palabras cruzadas.
Seguramente La Florida perdió el glamour que le aportaban los rosarinos acomodados de mediados del siglo XX, pero hace tiempo que la playa y su inmejorable vista –una armoniosa fusión de río, isla y arquitectura urbana– dejaron de ser un privilegio reservado para un sector social.
Ese reconocido perfil de Rosario también gratifica desde la Costa Alta, a unos pasos de La Florida. El sendero de 600 m del Paseo del Caminante continúa en un muelle en forma de “T”, para estirar la caminata 50 metros sobre el agua. La pasarela y sus visitantes parecen empequeñecerse frente a la intimidante presencia del cruce vial a Entre Ríos, dos cuadras hacia el norte. A su vez, un ascensor trepa la barranca y otorga otra perspectiva de La Florida, las lanchas de pasajeros que no dejan de apuntar hacia el manojo de islas y los edificios de la ciudad, borroneada a 5 km.
El almuerzo satisface la ansiedad por dar cuenta de un pescado de río. La fama de la parrilla Escauriza tiene sus razones: porciones generosas que se sirven sin espinas y manjares únicos, como pacú y boga al limón, con vino blanco. Para entrar en clima, la casa propone rabas, bastoncitos de surubí y albóndigas de pescado. De yapa, mamón en almíbar.
Restan otros matices del río y la Costanera, para admirar después de la sobremesa. Cerca del estadio de Rosario Central, el paseo gana en belleza con pérgolas, canteros florecidos y juegos. Es la elegante carta de presentación del Parque Alem, el corazón del barrio Alberdi. Lujosos chalés coronan las barrancas, intercalados con pubs, bares y discotecas. Como un suntuoso testimonio del pasado, en la esquina de Warnes y Herrera se mantiene en pie el palacio del siglo XIX Villa Hortensia.
Planchado a la altura de la isla del Espinillo, el Paraná se mantiene como una compañía inmejorable. En la orilla de la ciudad, el Parque España enmarca la antigua estación ferroviaria Rosario Central, convertida en base de las propuestas para chicos de la Isla de los Inventos. Al norte, un manojo de barriletes se menea sobre el Parque de las Colectividades.
Rumbo al centro, conviene aminorar la marcha del vehículo –o, mejor, bajar a caminar–, con la saludable idea de admirar las mansiones de la década del 20, muy bien preservadas a lo largo del Boulevard Oroño, bastión de la clase alta en épocas pasadas. Algunos bares enfrentan el parque de la acera central, decorado con árboles centenarios, bancos y pérgolas. Las líneas neorrenacentistas y neobarrocas remiten a los orígenes de la calle, cuando en 1863 fue trazada y bautizada Boulevard Los Santafesinos.
Rosario vibra con fuerza en la Peatonal Córdoba, donde también se aprecian diferentes estilos arquitectónicos de los siglos XIX y XX. El Paseo del Siglo –guiado por carteles indicadores– revela rasgos renacentistas y neogóticos mezclados con barroco francés, art nouveau y expresionismo alemán. Me deslumbran las fachadas del Palacio de la Bolsa de Comercio, la tienda La Favorita y la sede municipal Palacio de los Leones, además de las cúpulas de Bola de Nieve –un siglo atrás era el edificio más alto de la ciudad– y Los Gobelinos.
Los rosarinos supieron transformar en un vergel en el microcentro al terreno donde surgió el precursor Pago de los Arroyos en 1689, luego rebautizado Villa del Rosario. Combino el paseo por la plaza 25 de Mayo con una visita a la Catedral, ubicada enfrente. Sobre la puerta de madera sorprende un vitral, que ilustra el primer izamiento de la bandera nacional sobre las barrancas. La gesta fue encabezada por Manuel Belgrano el 27 de febrero de 1812.
El pasaje peatonal Juramento comunica el templo mayor de la ciudad con el Monumento a la Bandera. Una cascada acaricia una serie de esculturas de Lola Mora. El conjunto luce mejor cuando es iluminado de noche. Más allá, el Propileo (templo griego sostenido por columnas rectangulares) recubre la llama votiva y cobija el Museo de las Banderas. Junto al Patio Cívico, la torre principal se eleva casi al borde del río y un ascensor lleva hasta el mirador (a 70 metros de altura), con vistas despejadas hacia todos los puntos cardinales.
Hacia el sudoeste aparece, por ejemplo, el Parque Independencia. El más refrescante pulmón del casco urbano, creado en 1902, mantiene esa sugestiva combinación de sitios clásicos y antiguos con perfumados espacios verdes. El lugar se presta largamente para improvisar un romántico paseo que incluya una vuelta por el lago en bote, paradas en un puentecito y el Rosedal –como para percibir los penetrantes aromas de la naturaleza– y visitar los museos de Bellas Artes y de la Ciudad. Dejo agendado para más tarde el espectáculo de las aguas danzantes.
Queda más para tomarle el pulso a Rosario en el barrio Pichincha, el bar El Cairo, el Parque Urquiza, la Fonda La Marina –bastión de platos españoles cocinados con maestría– y el Museo de Arte Contemporáneo. Pero en esta ciudad interminable el tiempo se consume irremediablemente.

AGENDA
Deporte y cultura para elegir
Los domingos a la mañana la propuesta “Cambiá el aire, calle recreativa” totaliza 28 km sin vehículos en el bulevar Oroño, la costanera, los parques Indepen-dencia y Scalabrini Ortiz, la avenida Francia y el Parque Nacional a la Bandera.  El 30 de enero a las 21.30, el ciclo de cine “Apanta-llate” presenta la comedia franco-belga “La rumba” en Platafor-ma Lavardén. Al mismo tiempo se proyectará “El gran dictador”, con Charles Chaplin en la Cinemateca del Rayo. Al día siguiente a las 21.30, en el marco del ciclo de cine “Buñuel en México” se podrá ver “El ángel exterminador”. El 29 y 31/1, “Rosario al sol” contempla vóley playero, fútbol, tejo, sapo, tenis, zancos, puntería, clases de baile y de gimnasia en la rambla Catalunya y en La Florida. El Carnaval se inicia el 25/1, con una banda de circo, payasos y ocho comparsas y sigue del 7 al 12 de febrero. Del 2 al 16/2, torneo de vóley playero en La Florida, mientras el espectáculo del Top Race V6 será entre el 15 y el 17/2 en el Autódromo Juan Manuel Fangio. El 16 y el 17/2, Encuentro Regional de Patín Carrera y Campeonato Juvenil de Polo Acuático. No faltará el hockey sobre césped del máximo nivel: Las Leonas enfrentarán varias veces a Nueva Zelanda en el Estadio Mundialista entre el 21/2 y el 2/3. La Copa Repúbli-ca Argentina de Polo se jugará del 22 al 24/2. El 23/2 desde el Monumento a la Bandera, Mara-tón Nocturna de 10 kilómetros.

MINIGUIA
COMO LLEGAR. De Buenos Aires hasta Rosario son 308 km por ruta 9 (Panamericana ramal Escobar); tres peajes. $ 18.
Aerolíneas vuela todos los días a las 8.25 y 19.30 sin escalas (1 h.); ida y vuelta con impuestos en Econó-mica, $ 772. También llega Sol, con dos salidas por día de lunes a sábados y una frecuencia los domingos; ida y vuelta con impuestos, $ 1.471.
Bus semicama Chevallier desde Retiro (4 hs.), $ 152 ida; cama, $ 168.
Tren Mitre desde Retiro (lunes a viernes a las 14 y regresa de domingos a jueves a las 22.13; tarda 7 hs.), $ 70 ida; de 3 a 12 años, la mitad; jubilados y estudiantes, $ 50. 

DONDE ALOJARSE. Habitación doble con desayuno, wi-fi, TV cable, piscina, spa y gimnasio en el hotel Esplendor Savoy Rosario, $ 460; habitación doble Superior, $ 580; doble Vip, $ 710; triple, $ 680; cochera, $ 50 (www.esplendorsavoyrosario.com).
Habitación doble, desayuno, wi-fi, solario, jacuzzi y TV cable en el apart  Alvear, $ 349; triple, $ 439; cuádruple, $ 529 (www.apartalvear.com).
Habitación doble con desayuno, ropa de cama, wi-fi, dvd, parrilla y juegos de mesa en el hostel 83 Rosario, $ 250; cuádruple, $ 400; habitación y baño a compartir, $ 75 por persona; sin aire acondicionado, $ 65 (www.83rosariohostel.com.ar). 
Habitación doble con desayuno, piscina, solario, parrilla y wi-fi en el bed & breakfast Lungomare Trieste, $ 300; triple, $ 350; cuádruple, $ 380 (www.lungomarebb.com).
Camping Los Benitos (en una isla del Paraná), $ 25 por persona y $ 25 la parcela; dormy para 2 personas, $ 220; para 3,$ 300; para 4, $ 360; para 5, $ 400; traslado en lancha-taxi (15’) desde el muelle de Costa Alta, en Rosario, $ 50 ida y vuelta.

QUE HACER. Bicicleteada guiada (1 h. 30’), $ 90; excursión en kayak (2 hs. 30’), $ 170; paseo en lancha (2 hs.), $ 110 (www.kayaktoursrosario.com.ar).
Salida en velero para 4 personas (3 hs.), $ 600 el grupo con bebidas (www.rosariosail.com.ar).
Museo de los Niños, en el shopping Alto Rosario, $ 10 adultos y $ 45 de 2 a 12 años; entre semana, $ 10 y $ 35 (www.museodelosninos.org.ar).
Paseo de dos horas por el río Paraná en el barco Ciudad de Rosario, $ 53 (www.barcocr1.com).

INFORMACION
En Bs. As., Casa de Santa Fe: 25 de Mayo 168, 1° piso, 4331-4681.
En Rosario, (0341) 480-2230/1.
info@rosarioturismo.com
www.rosarioturismo.com

Archivo del blog

Red Amigos del Mundo Virtual