Provincia de Santiago del Estero


PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO




Provincia de Santiago del Estero

Argentina




Santiago del Estero pertenece, en gran parte, a la región chaqueña, caracterizada por el relieve llano, con predominio de zonas boscosas con espacios claros. Su clima es de tipo tropical con estación seca; lo benigno de su temperatura durante el invierno hace que, durante dicha estación, la provincia se convierta en un centro de atracción turística.



Su economía se basa en la agricultura, la producción de frutas y hortalizas, la explotación de los bosques, la ganadería y la industria artesanal tradicional, como la cestería, tejeduría e instrumentos de percusión.



La capital, Santiago del Estero, es llamada "Madre de Ciudades", pues de ella partieron corrientes colonizadoras que fundaron numerosas ciudades, algunas de las cuales son hoy, capitales de provincias. Se levanta junto al río Dulce y entre sus paseos se destaca el Parque Francisco de Aguirre, de admirable trazado y frondosa arboleda. Cuenta con un espléndido balneario al cual concurren numerosos bañistas. Su trazado urbano es una amalgama de edificios bajos de líneas simples con otros de moderna construcción.



Dispone de una infraestructura receptiva adecuada para el turista: hoteles, confiterías, restaurantes y comercios de variada índole. Cuenta, también, con prestigiosas entidades culturales y sociales. Dos importantes puentes carreteros la une con La Banda, donde hay establecido un parque industrial.



El turista, al recorrer los caminos de la provincia, podrá arribar a poblaciones de interés. En Villa San Martín está el santuario -Monumento Histórico Nacional- donde se venera a la Virgen de Loreto, patrona del pueblo y de la Aviación Nacional. Mailín alberga la imagen del Señor de los Milagros o el Señor Forastero, objeto de gran devoción. En Villa Ojo de Agua, se levanta una iglesia del siglo XVIII. En Sumampa Viejo, se halla el pequeño santuario - Monumento Histórico Nacional- de Nuestra Señora de la Consolación; su imagen es, también, muy venerada.



Las Termas de Río Hondo son un centro de turismo invernal de fama internacional. Conocidas desde la más remota antigüedad americana, dado que según crónicas eran visitadas por nobles incaicos. La ciudad está dotada de todas las comodidades para el turista: piletas de natación de aguas termales al aire libre, hoteles -también dotados de aguas termales-, restaurantes, confiterías, discotecas, boites, etc. El Dique Frontal, con sus playas, lugares de pesca y práctica de deportes náuticos, suma otra atracción al lugar
.
 




Comentarios